Archivo del sitio

Llegar a ser presidente del gobierno like a pro.

Pequeño rebaño mío. Echaba de menos el venir a daros una pequeña clase, una clase, que ya han seguido varios retrasados en este país de pandereta. Y es que no hay más que ver como están las cosas, para saber que el Austrolopiteco no se extinguió. Sigue entre nosotros.

Echaba yo de menos esto de ponerme aquí a dar buenos consejos para que prosperéis en la vida, ciertamente.

Bien, como ya podéis intuir, para llegar a ser presidente del gobierno en este nuestro país, hay que ser el tipo más inadaptado, idiota, analfabeto, retrasado, mojigato, imbécil e hijo de puta de todos. Sólo así conseguiréis llegar lejos en este mundo, donde la posición que ocupes en tu partido va en función de lo bien que se te de comer la oreja. Y la polla. Sobre todo la segunda.

Cuando lleguéis a la fase en la que debéis estudiar, pasad del tema, cuanto más analfabetos seáis mucho mejor. No tenéis que destacar en nada, simplemente, quedaros ahí en el aula, cual lechuga en el huerto. Podéis tener el típico mono tocando los platillos en la mente, cómo Homer, eso está permitido.

En segundo lugar, tenéis que trabajar la forma en la que habláis con la gente, para así, más tarde poder mentir con fundamento. Tenéis que arrancar la suela de vuestro zapato, y meterla en vuestra boca, para así hablar como lo haría un chimpancé. Aunque claro, el chimpancé sería mucho más inteligente y digno de admiración, porque él sabe hacer pedorretas y trepar a un árbol. Tú no debes saber hacer eso. De lo contrario, no llegarías ni a becario. Aunque chupar pollas fuera tu cosa favorita en el mundo.

En tercer lugar, debéis aprender a mentir. Pero no a mentir en plan, mamá hoy he ido al colegio, si. Debéis mentir a el país entero, especialmente si es época de elecciones. Sobretodo, hay que tocar temas para que al pueblo se le haga el chichi pepsicola , tales como: Bajaré el IVA, subiré las pensiones, haremos todo lo posible para que los jovenes puedan encontrar un trabajo y labrarse un futuro, haremos del perroflautismo un oficio, y tendrán un sueldo fijo al mes, Cataluña será independiente, y no se hundirá en el mierda.

Pero, tenéis que practicar mucho, porque cada mentira, tenéis que creerla, si no, no funciona, se armará un follón, y acabaréis en un bukkake multitudinario en la Puerta del Sol.

Rajoy babosod[2]

Cuando ya os hayan elegido, tenéis que ir dando con el tiempo pistas, sobre todas las mentiras, las gilipolleces, subir el IVA, negarles a los perroflautas el derecho a llevar rastas (Esto, funcionaría de lujo, puesto que sería el fin de los piojos. Ahí lo dejo caer), coger, y dejarle claro a todo el mundo, que el inglés no es lo tuyo, en alguna cumbre, o reunión, o incluso cuando vayas a comprar el pan a la Panaderia Puri de Elche. 

Si sigues todos estos pasos, y te lo trabajas un poco, en cuatro años, estarás sentado en tu sillón de piel negra, acariciando un pobre gato al que le caes mal, y quiere acabar contigo, odiado por todo un país al que has jodido cuatro años seguidos, tocándote los huevos a dos manos y contando gilipolleces para salir del paso. No podrás salir de casa más en la vida, porque siempre habrá alguien que te espere a la salida, para hacer de tu cara un bello lienzo, para a continuación pintarlo con sus puños. Eso si, tendrás una paga vitalicia, más el dinero de todos los contribuyentes a los que hayas robado, porque esto, no hacía falta que os lo enseñara ¿Verdad? Esto si uno llega a político, lo lleva en la sangre. Todo político tiene que tener la mano muy larga, si no, es un mojón del tamaño de un piano.

 

 

iF2SP6D87lvve[2]