League of Legends. Alias: League of Parches y League of MIERDA.

Bueno, cabronazos, ya estoy aquí de nuevo, dispuesto a acordarme de todas y cada una de vuestras madres, desde el respeto. NO.

Vereís, hoy, que no ayer, ni antes de ayer, ni mañana, he decidido volver a cagarme en el juego este, de mierda, que parece, que lo hayan creado cuatro frikis pajeros, faltos de cariño, y con una autoestima de mierda.

Para empezar, intentan arreglar ese montón de mierda, poniendo parches de mierda, y lo unico que consiguen, es cargárselo todo mas. En el último, se dedicaron a arreglar el juego dándole pollazos, mientras soltaban lo de látigo cepa (Son así de frikis). Y lleva como tres semanas, que va como el mayor montón de mierda jamás creado por el ser humano. Para entrar, puedes tirarte, desde unos segundos, a la mitad de tu vida, porque tienes, delante unas 20000 personas, queriendo entrar a esa mierda, delante de ti. De los cuales, el 99% son guiris, y el 1% son los cabrones de tus amigos.

Quitando esto, el juego estaría bien, de no ser porque, los personajes, llamados CAMPEMIERDAS campeones, concretamente las mujeres, mas que campeonas, parecen putas baratas de nacional. Vamos a ver. ¿Que tía se va a pegar con gente, con un escote, por el cual le puedes ver hasta el conejo? No me jodas hombre, putos frikis de mierda. Es como si todas las mujeres en ese juego, hayan sido creadas por un pervertido (Morello, sin duda) y mientras dibujaba sus atributos (Véase Katarina Merceputa Mercenaria) se sacaba brillo al cimbrel, ya me entendéis.

Dicho esto, os voy a contar como perdí la virginidad, y a lo grande, con cinco.

Andaba yo por la jungla tan ricamente, cuando de repente dije:

– ¡Oh! Voy a meterme en un arbusto, por campear un poco y tal.

Hasta ahí bien. Me dirigí sigilosamente al susodicho arbusto de mierda, y cuando entro en el, me encuentro con una orgía. Cinco campeones hijos de puta. Me la metieron hasta por la oreja. Y si, ahora os escribo desde un castillo hinchable, para poder sentarme. A eso lo llamo yo, aguantar como un campeón. Porque no, no se pusieron en fila y me iban zumbando. Los cinco me zumbaron a la vez. Hijos de puta. Un saludo cordial a vuestros muertos, cabrones.

Dicho esto, me voy, que me esperan en la cama otros cinco, que si, le cogí el gusto a eso de que me empalen :D. 

Imagen

Anuncios

Publicado el junio 4, 2013 en Cachondeo, Cachondeo Xtreme y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: